jueves, 3 de octubre de 2013

Jay Z en la Revista 'Vanity Fair'

La prensa española se ha hecho eco de la polémica entrevista ofrecida por Jay Z a la revista ‘Vanity Fair’ en la que habla de su pasado como traficante de drogas en las calles de Nueva York en los Años 80. En la publicación también hace una breve referencia a su hija Blue Ivy y a Beyoncé, es por ello que os dejo aquí un estracto en el que aparecen sus declaraciones:

Hoy es uno de los hombres más poderosos (y ricos) de la industria musical, pero Jay Z no ha ocultado nunca su pasado como camello en las calles de Nueva York en los 80. Según asegura ahora en una extensa entrevista publicada en la edición estadounidense de Vanity Fair, este pasado es útil en los negocios.

Asegura el músico que este pasado le ha enseñado unas cuantas cosas que le servirán en su nuevo papel como agente deportivo. "Sé de presupuestos. Fui camello", dice a la revista. "Al estar en una transacción de drogas, necesitas saber lo que puedes gastar, lo que necesitas para recuperar [el dinero]. O si quieres empezar con una barbería o un lavado de coches: esos eran los negocios de entonces. Cosas en las que puedes entrar fácilmente para salir de esa vida. En cierto punto, tienes que tener una estrategia de salida, porque tu salida el muy pequeña, vas a quedarte encerrado o vas a morir", sostiene.

Actualmente el músico tiene, según Forbes, un patrimonio de 500 millones de dólares, una cifra que según Jay es "una estimación". "No estoy motivado por eso [el dinero]... No me siento con mis amigos a hablar de dinero. En un disco, es diferente".

Shawn Carter, más conocido como Jay Z, habla también a la revista sobre su esposa, y sobre la hija que ambos tienen en común Blue Ivy, de 18 meses, a quien al parecer le encanta el disco que acaba de sacar su padre, Magna Carta. "No suelo tocar en casa, pero este álbum era nuevo, así que lo tocamos. Y adora todas las canciones. (...) Es mi mayor fan. Aunque nadie compre Magna Carta, el hecho de que a ella le guste tanto me da la mayor alegría".

Jay explica también que él y Beyoncé -con quien por cierto Jay Z tuvo que esforzase cuando comenzaron a salir, pues la cantante no estaba "impresionada" con su estatus de estrella- registraron el nombre de su hija para que otros no pudiesen aprovecharse de ello. "La gente quería hacer productos basados en el nombre de nuestra niña y no quieres que nadie intente aprovecharse del nombre de tu bebé. No era para hacer nada nosotros mismos, como ves no hemos hecho nada".

Fuente: ElMundo.es / ElPais.com / EuropaPress.

0 Comentarios: